¿Cuándo y porqué es bueno contratar a un abogado laboralista?

¿Cuándo y por qué es bueno contratar a un abogado laboralista? 

Tanto si eres un trabajador por cuenta ajena como si tienes una empresa con empleados a tu cargo, la figura del abogado laboralista es algo que debes conocer. En este artículo, analizamos qué es un abogado especialista en derecho laboral y qué puede hacer por ti. 

¿Qué es un abogado laboralista?

Antes de indicar las situaciones y razones por las que contratar un abogado laboralista, definamos exactamente de qué tipo de profesional estamos hablando. Un abogado laboralista es un letrado o abogado especializado en el ámbito del Derecho Laboral o Derecho del Trabajo.

Normativa que rige las relaciones laborales

Las relaciones laborales se rigen, de base, por el Estatuto de los Trabajadores. Sin embargo, a esta ley general se suman otras que hacen referencia a aspectos específicos de las relaciones entre trabajadores y empresas. Normas que, por lo general, se caracterizan por sufrir modificaciones con bastante frecuencia (debido a nuevas políticas o a cambios en la situación económica).  Por otra parte, además de la legislación vigente, en materia laboral deben tenerse en cuenta sentencias judiciales que han creado jurisprudencia. Por tanto, es un ámbito del derecho que requiere de una gran especialización y de una constante actualización.

La importancia de un especialista en Derecho Laboral

Contratar un abogado laboralista es tan importante para la empresa como para el trabajador. 

Para las empresas

Desde el punto de vista de una empresa, el abogado laboralista tiene la función principal de asesorar e informar en el plano laboral, previniendo situaciones conflictivas con los trabajadores.  Este papel es tan importante que muchas grandes empresas cuentan con un abogado laboralista en plantilla. Sin embargo, las empresas pequeñas y medianas se pueden beneficiar de contar con la ayuda de un especialista en derecho laboral externo. 

Para los trabajadores

Por parte de los trabajadores, lo normal es acudir a un abogado laboralista cuando ha ocurrido algún problema con la empresa o se detecta una situación que podamos considerar inapropiada. Estas situaciones pueden ser muy variadas, desde la falta de pago y el incumplimiento de las condiciones de contrato, hasta acoso, despidos injustificados, etc.  Un trabajador puede acudir a un abogado laboralista para obtener información y asesoramiento en algún tipo de conflicto laboral, así como también para contar con representación en un proceso judicial.

Situaciones clave para contratar a un abogado laboralista

Si un trabajador detecta que en su puesto de trabajo están ocurriendo situaciones que podrían no ser legales, debe acudir a un abogado especialista en derecho laboral para asesorarse de manera específica. Algunos de los campos en los que puede ser útil un abogado laboral son: 

  • Informar sobre derechos y obligaciones: bajas, permisos, horarios, desempeños, productividad… 
  • Representarte durante las consecuencias jurídicas de tus acciones: dejación de funciones, faltas, etc. 
  • Conocer las condiciones específicas que se recogen en el contrato y si se acogen a la legislación vigente. 
  • Identificar si las condiciones o la situación en el entorno laboral pueden estar constituyendo un delito o incumplimiento de contrato por parte de la empresa. 
  • Analizar si el contrato de trabajo tiene cláusulas abusivas: exclusividad, disponibilidad, etc. 
  • En situaciones de despido, identificar la validez y legitimidad del despido (despidos improcedentes; así como conocer las indemnizaciones que corresponden). 
  • Si el trabajador es trasladado obligatoriamente entre sedes u oficinas de la empresa sin estar contemplado en el contrato (otras provincias o comunidades). 
  • Representación en actos de conciliación y alcance de acuerdos con la empresa. 
  • Cualquier situación de conflicto entre el trabajador y la empresa en la que el trabajador necesite asesoramiento con un experto. 

Y, por supuesto, el trabajador debe contar con un abogado laboralista para hacer frente con garantía en cualquier proceso judicial que pretenda iniciar contra una empresa. Igualmente debe contar con él para el asesoramiento previo y para evaluar tanto las actuaciones para alcanzar acuerdos con la empresa como si es conveniente iniciar un proceso judicial.

Cómo elegir al abogado laboralista adecuado 

Cuando se trata de defender tus derechos en el ámbito laboral, elegir el abogado correcto es crucial para marcar la diferencia entre un resultado favorable o desfavorable. Estos son algunos aspectos a tener en cuenta para escoger bien: 

  • Experiencia y especialización: El derecho laboral es un campo amplio y complejo, que requiere de un especialista, que esté familiarizado con los procedimientos y la jurisprudencia relevante. 
  • Recomendaciones y referencias: Un buen punto de partida es pedir recomendaciones a personas que hayan enfrentado situaciones laborales similares. 
  • Estrategia y enfoque: Algunos casos se pueden solucionar con mediación mientras que otros requieren de procesos judiciales. 
  • Claridad y comunicación: Tu abogado debe ser capaz de explicarte los aspectos legales de tu caso de manera clara y sencilla, sin recurrir a un exceso de jerga legal.
  • Honorarios: Entiende cómo se estructuran los honorarios. Algunos abogados trabajan con una tarifa plana, mientras que otros cobran por hora. 

Cómo será el proceso de trabajo con un abogado especialista en derecho laboral

El proceso de trabajar con un abogado laboralista implica varios pasos, desde la consulta inicial hasta la resolución del caso. Comprender este proceso te ayudará a tener expectativas realistas y a colaborar más efectivamente con tu abogado. En la primera consulta, le presentarás tu caso y el abogado evaluará la información para ponerte al corriente de tus derechos y opciones. A continuación, se desarrollará la estrategia legal en base a tus metas específicas y la mejor manera de lograrlas. Durante el proceso, mantendrás una comunicación abierta y regular con tu abogado para estar informado de cada paso y resolver dudas. Finalmente, tu abogado te representará en cada etapa para buscar obtener el mejor resultado posible.  En cualquier caso, la clave del éxito reside también en tu cooperación y en mantener una comunicación efectiva con tu abogado laboralista. Proporciona información completa y precisa para que la estrategia legal se desarrolle de manera efectiva. 

La prevención de conflictos laborales: una tarea más del abogado laboralista 

Prevenir los conflictos contribuye a mejorar las relaciones entre empleadores y empleados y a evitar problemas legales. Estas son algunas estrategias para lograrlo: 

  • Realizar auditorías laborales regularmente para identificar y corregir posibles irregularidades en materia de contratación, salarios, jornadas, etc. 
  • Establecer políticas de trabajo claras y mantener una comunicación efectiva con los trabajadores para evitar malentendidos y contar con una base sólida sobre la que resolver cualquier disputa. 
  • Ofrecer formación y capacitación a los trabajadores sobre cómo manejar el acoso, inclusión, etc. 
  • Implementar mecanismos internos para resolver conflictos de manera interna. 
  • Fomentar una cultura empresarial de respeto mutuo y reconocimiento. 
  • Estar al día de los cambios en la legislación laboral y contar con el asesoramiento regular de un abogado especializado en derecho laboral

Implementar estas estrategias contribuye a crear un ambiente laboral más armónico. ¿Eres un trabajador o un empleador y necesitas la ayuda de un abogado laboralista? Contacta con Valentín Aguilar. 

¿Qué es la mediación en la resolución de conflictos?Tipos de despedidos laborales
Call Now Button
Abrir chat