Abogado laboralista en defensa de tus derechos como trabajador

Valentín Aguilar Villuendas, de 44 años y nacido en Córdoba, comenzó en el año 2001 a ejercer la abogacía en uno de los despachos más especializados en derecho laboral de su ciudad natal.

Desde su inicio profesional, socialmente le atrajo la violación de los derechos que sufren los más vulnerables y excluidos de la sociedad, por lo que colaboró y siguió colaborando de forma voluntaria con la principal asociación de derechos Humanos de Andalucía. Para ello realizó formación en Derechos Humanos en Estrasburgo y Ginebra y ha participado en la elaboración de una guía para abogados realizada para la Fundación de la Abogacía Española titulada “Actuación frente a torturas y malos tratos, inhumanos o degradantes”.

De igual forma, Valentín ha impartido formación en los distintos Colegios de Abogados en el Aula de Derechos Humanos de la citada Fundación. Considera que el trabajo en equipo es de por sí, más enriquecedor, tanto para los propios profesionales como para el cliente, al que le asegura una mejor y mayor capacidad de reacción en su asunto. Por ello, en los últimos años Valentín ha tenido a personas contratadas en el despacho. El despacho está especializado en derecho laboral, fundamentalmente en defender los derechos de los trabajadores, que son la parte más débil. Las principales peticiones son reclamaciones de salarios, despidos e incapacidades laborales.

De igual forma, se trabaja mucho en materia de Seguridad Social. Una de las principales injusticias que detectan en el despacho es ver cómo la Seguridad Social deniega solicitudes de incapacidades permanentes a quienes no pueden trabajar, obligándoles a pasar por un tortuoso proceso judicial y psicológico para conseguir la prestación. Una gran mayoría de estos procedimientos se ganan en los juzgados. Pero, para ello, los demandantes han tenido que aguantar años sin recursos económicos, al no tener trabajo ni prestaciones. Una de las máximas del despacho es permitir que el ciudadano pueda acceder a la justicia.

Para ello, derivan a la justicia gratuita a aquellas personas que no tienen capacidad económica, informándoles siempre de tal derecho; acogen a clientes, elaborando un presupuesto ajustado a sus posibilidades y siempre permitiéndoles el pago aplazado. Valentín explica que la especialización en el campo de la abogacía es una decisión profesional similar a la de la especialización en la medicina. Para el cliente, es importante elegir un abogado que controle suficientemente el asunto que se quiere consultar. La decisión de Valentín fue apostar por el derecho laboral y de la seguridad social, porque cree que es una de las principales preocupaciones para la persona.

En el lugar de trabajo se pasan muchas horas, en ocasiones en condiciones indignas e ilegales, surgen muchos conflictos y de su permanencia depende el salario, con el que pagar todos los gastos familiares y personales. Por ello, en su despacho pretenden dar el mejor servicio posible, que en al ámbito laboral, además exige una actualización continua.

¿En qué tipo de actuaciones judiciales se requiere la asistencia de un abogado laboralista?

Aunque legalmente se puede acudir sin abogado a los procesos judiciales del ámbito social, lo cierto es que es altamente recomendable acudir asesorado por uno para evitar la desprotección de nuestros derechos. Tratamos casos de despido, sanciones, vacaciones, reclamaciones de salario y horas extraordinarias, trabajadores sin dar de alta, ERTES o ERES, etc.

¿Cuáles son los problemas más frecuentes que llegan a vuestro despacho en el campo del derecho laboral?

Además de los casos mencionados en la respuesta anterior, también tratamos situaciones que entran dentro del ámbito de la seguridad social, como el desempleo, los subsidios, la incapacidad permanente, la temporal, viudedades, etc. Estas son algunas de las actuaciones más habituales.

¿Cuáles son los principios que rigen la actividad profesional de vuestro despacho laboralista?

Los principales son la sinceridad y la transparencia. Desde el principio se huye de la afirmación, muy usada para captar clientes, de que «este asunto está ganado», pues siempre, en el mundo judicial hay una parte contraria, que se va a oponer y luchará para obtener el mejor resultado. Se informa sobre el mayor o menor grado de viabilidad. Si es una incapacidad se hace un juicio de viabilidad médico gratuito, a través de un perito. De no ser viable el caso, se informa que el despacho no se hará cargo del asunto, pues carece de sentido hacer perder tiempo y dinero al cliente. En la misma línea, siempre se hace un presupuesto cerrado en una hoja de encargo, de tal forma que el cliente conoce de antemano cuánto costara el procedimiento. La clientela está siempre informada de lo que pasa según sus propios deseos. Algunos clientes prefieren estar puntualmente informados y tomar decisiones; y otros prefieren que se les comunique el resultado. En el despacho nos adaptamos a cada cliente, no pedimos que sea el cliente quien se adapte a nosotros.

¿Por qué me recomendáis contratar vuestro servicio de abogado laboralista?

Preocupados por la calidad del despacho, realizamos una encuesta a través de una empresa externa. En esta encuesta realizada por especialistas ajenos al despacho, se determinó que, subjetivamente, el 88% de los clientes hablan, valoran nuestros servicios y la relación calidad precio y el 94% el trato a las personas. De igual forma, objetivamente, una plataforma situó al despacho en atención al resultado de las resoluciones judiciales, como el primero de Andalucía en derecho del trabajo y segundo de España en marzo y abril de 2021.

 

[ FUENTE ] Entrevista realizada para PRONTOPRO: https://www.prontopro.es/co/cordoba/abogado-laboralista-y-despachos-laboralistas#pro-interview

¿En qué casos es necesario contar con defensa laboral?
Call Now Button
Abrir chat