Cláusula de confidencialidad en contratos laborales ¿Cómo funciona?

Si vas a redactar un contrato laboral y es necesario incluir una cláusula de confidencialidad, quizás te preguntes cómo funciona. La cláusula de confidencialidad es un elemento crucial en muchos contratos laborales y su finalidad es proteger la información sensible de la empresa.

En este artículo, desde Valentín Aguilar, queremos ayudarte a entender mejor esta parte del contrato, su importancia y qué elementos debe tener para estar conforme a la ley.

Importancia de la cláusula de confidencialidad

El mundo empresarial está lleno de datos, estrategias y secretos comerciales que, de ser revelados, pueden comprometer la posición competitiva de una empresa. La cláusula de confidencialidad actúa como un escudo, para asegurar que los empleados, colaboradores o socios no divulguen o utilicen esta información para propósitos no autorizados.

Es importante entender esta parte del contrato porque no solamente protege a la empresa de pérdidas económicas. También garantiza que mantenga su ventaja competitiva en el mercado.

Para qué sirve la cláusula

Lejos de ser una simple parte del contrato laboral, esta cláusula es una herramienta de protección vital que tiene muchas utilidades:

  • Proteger la propiedad intelectual: Evita que ideas, proyectos o productos innovadores sean copiados o utilizados sin autorización.
  • Cuidar las estrategias empresariales: Garantiza que las tácticas de marketing, ventas, o cualquier otro plan estratégico queden resguardados.
  • Mantener la confianza con clientes: Las empresas suelen tener datos sensibles de sus clientes. La cláusula garantiza que esta información no se vea comprometida, manteniendo la relación de confianza.
  • Prevenir la competencia desleal: Un empleado con información privilegiada podría beneficiar a un competidor. Esta cláusula asegura que tal situación no ocurra.

Los elementos que contiene 

Para que una cláusula de confidencialidad sea efectiva, debe incluir ciertos componentes esenciales:

En primer lugar, debe definir la información exacta que es confidencial. Especificando claramente qué se considera confidencial: listas de clientes, métodos de producción, estrategias de marketing…

Además, debe expresar cuáles son las obligaciones de la persona que firma el contrato, sea un empleado o un colaborador. También debe estar reflejado el tiempo durante el que debe mantenerse la confidencialidad, incluso si debe continuar una vez finalizada la relación laboral.

Por otro lado, debe aparecer si hay alguna excepción a la información confidencial y, por supuesto, cuáles serán las consecuencias del incumplimiento de esta parte del contrato. Esto último pueden ser sanciones o medidas legales que la empresa tomará en caso de que se divulgue sin autorización la información.

Todos estos componentes garantizan que tanto el empleado como el empleador entiendan sus roles y responsabilidades respecto a la protección de la información.

Como has podido ver, la cláusula de confidencialidad es un pilar de los contratos laborales. Es importante que contenga la información de la manera más específica posible. Además, es esencial entender su importancia, cómo se estructura y qué consecuencias tiene su incumplimiento.

¿Tienes dudas sobre la redacción de un contrato o necesitas asesoría legal en materia laboral? Ponte en contacto con nosotros. En Valentín Aguilar Abogados, somos tu aliado en el mundo del derecho laboral.

¿Qué se considera accidente de trabajo?Derechos laborales de los trabajadores: lo que debes saber
Call Now Button
Abrir chat